Tipos de carnes que deberías evitar según los expertos

Por sus altos niveles de grasa, sodio o aditivos hay dos tipos de carnes que no se recomienda por los efectos que tiene para la salud, según la ciencia

Mantener una alimentación sana, rica en nutrientes, vitaminas y minerales es una de las recomendaciones básicas que hacen los especialistas; sin embargo, también hay otros consejos que apuntan a evitar el consumo de ciertos alimentos, en especial dos tipos de carnes.

La carne contiene aminoácidos, proteínas y grasas que son importantes para el organismo, pero está comprobado por la ciencia que también aportan altos niveles de colesterol al organismo, por eso la recomendación es comer moderadamente, y de ser posible evitarlas algunos tipos de carne.

“Comer cantidades pequeñas de carne magra (la que tiene poca grasa) puede formar parte de un plan saludable para perder peso. Si bien es cierto que el pollo, el pescado, el cerdo y las carnes rojas contienen un poco de colesterol y de grasas saturadas, también contienen nutrientes saludables como hierro, proteína y zinc”, detalla National Institutes of Health.

El consumo de carnes por sí solo no afecta la salud, se trata de un conjunto de hábitos que pueden llevar a cambiar nuestra salud y a restarle calidad de vida. Comer carne en exceso, alimentos procesados, azúcares, aceites, ingerir alcohol, no hacer ejercicio, no cumplir con las horas de sueño son una combinación desfavorable para la salud.

Conoce las carnes menos recomendadas

Tomando en consideración lo antes expuesto, es importante que conozca los motivos por los cuales deberías evitar el consumo de estos tipos de carne.

Carnes rojas

De acuerdo con los investigadores, el alto consumo de carnes rojas se relacionó con ciertos tipos de cáncer, diabetes, obesidad, afecciones cardíacas y más.

El consumo de carnes rojas, a pesar de que aporta nutrientes se recomienda hacerlo de manera moderadas, pues por contener grasas saturadas puede tener un efecto nocivo en la salud, como enfermedades cardiovasculares e incluso ciertos tipos de carne, a pesar de ser una importante fuente de proteínas y otros nutrientes. En cualquier caso, los expertos sugieren limitar su consumo y sustituirlo por opciones más saludables y magras.

Carnes procesadas

Las carnes procesadas son una de las peores opciones de proteína para la salud y para bajar de peso.

Un estudio publicado en la BMC Medicine demostró que una ingesta elevada de alimentos ultraprocesados proteicos aumentó el riesgo de Enfermedades cardiovasculares.

Las carnes procesadas tienen altos niveles de grasas, sodio y nitritos que son perjudiciales para la salud, y aunque tiene un sabor fuerte y puedes ser de bajo costo, no se recomienda su consumo. Se trata de las salchichas, el tocino, el embutido envasado, el salami, el chorizo y la morcilla, entre otros.

Recomendaciones para elegir carne

Una recomendación que da el NIH a la hora de comprar carnes es seleccionar los cortes de carne que tengan menos grasa y quíteles toda la grasa que vea.

Dentro de las carnes con menos grasas se encuentran pechuga de pollo, el lomo de cerdo, el bistec de carne y la carne molida de res extra magra.

Otra recomendación es comer menos cantidad de carne y pollo en porciones de 3 onzas, equivalentes a unos 8,5 gramos, o menos.

Artículos relacionados

Deja tu comentario